Los insólitos “Trulli” de Alberobello

 

Vista de Alberobello, en la Apulia (Italia) | Crédito: Wikipedia.

tosua-1024x768samoa top-10-hoteles-vistas-lugares-patrimonio-huma-L-xO7yDp songjiang-hotel2

 

Que Italia es uno de los países con mayor y más rico patrimonio histórico-artístico de todo el mundo es algo de sobra conocido por todos. Sin embargo, esta riqueza arqueológica y cultural a menudo se identifica casi exclusivamente con obras de época romana, renacentista o barroca.

riu PUGLIA-IN-TOUR PANTEN~1

 

[Relacionado: Castel del Monte, la fortaleza “mágica” que inspiró a Umberto Eco]

 

Un “error” que se corrige rápidamente cuando el viajero descubre rincones tan especiales y pintorescos como el que se encuentra en la localidad de Alberobello, en la región de la Apulia, justo en el “tacón” de la “bota” que forma el mapa de Italia.

1

 

La localidad, de poco más de 10.000 habitantes, remonta sus orígenes al siglo a mediados del siglo XVI –una fecha relativamente tardía, teniendo en cuenta la antigüedad de muchos otros enclaves italianos–, y basta con pasear unos minutos por sus calles, en especial por las del centro histórico, para descubrir su seña de identidad y la razón por la que la UNESCO declaró la población como Patrimonio de la Humanidad.

10159478

 

Se trata de los trulli o “trullos”, unas sencillas aunque vistosas edificaciones de paredes blancas, planta circular y tejados cónicos, construidas de piedra “seca”, es decir, sin cemento.

coni trulli

 

El término trulli deriva del griego, y originalmente significaba “cúpula”, en alusión a la forma cónica que presentan las techumbres de estas llamativas construcciones de la Apulia, cuyo referente más remoto está en construcciones de época prehistórica que tenían las mismas características.

47604_1_EDADDEORODELOSGRANDESHOTELES_REDU

Cole_Thomas_The_Architect-s_Dream_1840

oberoi lavender-provence-france

 

Pese a estos vínculos con la lejana antigüedad, el origen de los trulli de Alberobello –considerada la “capital de los trulli”, ya que en la región hay construcciones idénticas en otros lugares–, hay que buscarlo a mediados del siglo XVI, coincidiendo con el nacimiento de la propia localidad.

 

Según la tradición –parece que con bastante sustento histórico–, fueron los Acquaviva, condes de Conversano (señores de la región) quienes animaron a los campesinos de la zona a que levantaran estas sencillas construcciones, pues así se evitaba el pago de un impuesto real.

 

Calle con ‘trulli’ en Alberobello | Crédito: Wikipedia.

 

Este tributo se conocía en aquellas fechas (durante el dominio de la Corona de Aragón) como prammatica de baronibus, y obligaba al pago de elevadas cantidades a aquellos señores en cuyos dominios se levantaban nuevos asentamientos urbanos.

 

Con la construcción de los trulli, que eran rudimentarias y sencillas viviendas, los condes de Conversano se aseguraban que podían destruirse rápidamente en caso de inspección, y así evitar el pago de los impuestos. Esto ocurrió por ejemplo en el año 1644, cuando al saberse que los inspectores reales iban a visitar Alberobello, los condes mandaron destruir todos los trulli de la ciudad.

 

Cuando poco después llegaron los inspectores, únicamente encontraron un cementerio de piedras blancas cubriendo el terreno de lo que hasta entonces había sido Alberobello. En cuanto los funcionarios abandonaron la zona, los artesanos y constructores de la zona se pusieron manos a la obra para construir de nuevo aquella ciudad de “quita y pon”.

image.php home-sheds-7

 

Por suerte, en 1797 los alberobelleses consiguieron que el rey Fernando I de Borbón –hijo de Carlos III de España– les liberara de la antigua ley, y por tanto evitaron al fin tener que destruir y reconstruir continuamente su ciudad.

 

La mayor parte de los trulli que pueden verse hoy en día son viviendas unifamiliares, de un único espacio interior, aunque también existen algunas que se han unido, adosando dos o más trulli, consiguiendo así un tamaño mayor.

 

Detalle del tejado y los pináculos de dos ‘trulli’ unidos | Crédito: Wikipedia.

 

Los gruesos muros de estas pintorescas construcciones, pintados de blanco y sin apenas ventanas, permiten aislar térmicamente el interior de las viviendas, de forma que en invierno conservan el calor y en verano mantienen fresca la estancia.

 

El tejado de forma cónica es otro de los elementos distintivos de los trulli, y a menudo están rematados por unos llamativos pináculos de las más variadas formas. Antiguamente, y en función de su forma y calidad, estos peculiares remates permitían identificar a los artesanos que habían levantado las casas, y al mismo tiempo revelaban el poder adquisitivo de sus propietarios.

alberobello

 

Por otra parte, casi todos los tejados de los trulli muestran también extraños símbolos pintados en color blanco, que en muchos casos tienen un significado de tipo religioso o mágico, a modo de protección o talismán contra el mal.

 

[Relacionado: El insólito Goetheanum de Rudolf Steiner]

00de193b16b61fe687629f57caee95b2 6c442bad93c4a4435e49c1ee273393a8

 

En la actualidad muchos de los “trullos” con viviendas particulares, pero también hay algunos habilitados como establecimientos y los más grandes, como el Trullo Sovrano (Trullo soberano) albergan museos o salas de conciertos.

1825ba57d513028e8dcea98c21d97d07

Fuente que utilizo:   http://es.noticias.yahoo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s